Libro de horas


agosto

quisiera describir las notas de los pájaros
como hace Hudson

decir: un la corto
suavísimo
dos notas más largas
graves
y tres agudas que vibran
encendidas
toda la tarde

En las prácticas monásticas de la liturgia cristana, el Libro de Horas es el que establece las oraciones que los fieles deben dedicar a Dios, por fuera de las misas, en cada etapa del día. Este Libro de horas es, a su modo, deudor de sus antecesores religiosos, aunque contiene también notas de un diario íntimo o las curiosas piezas de un calendario personal­­. En estos poemas, Dios no parece ser un destinatario, aquí, más bien, como alguna vez dijo Flaubert, “Dios está en los detalles”: en la observación de una flor brillando en el rocío, en la sorpresa de una luna creciente a la tardecita mientras vuelan murciélagos, o en la descripción del canto de un pájaro guiada por la lectura de G.E. Hudson. Libro de horas recibió el primer premio en Poesía del concurso del Fondo Nacional de las Artes de 2016